¿Qué permisos tengo que pedir para hacer un pozo en mi propiedad en Extremadura?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Sondeos
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

¿Qué permisos tengo que pedir para hacer un pozo en mi propiedad en Extremadura?

Las solicitudes relacionadas con las aperturas de pozos en Extremadura no han dejado de crecer en los últimos años, mientras se ha estrechado también la vigilancia para evitar que proliferen las extracciones ilegales de agua; por un lado por el daño que suponen para los acuíferos, y por otro por el riesgo que entrañan si no se ejecutan correctamente.

Solo en la cuenca del Guadiana a su paso por Extremadura, la más comprometida por la escasez de agua (tras las últimas lluvias está al 29,03%), se reciben cada año una media de 1.350 solicitudes. 

La mayoría de las solicitudes son para usos agrícolas, ganadero o industrial y también para segundas residencias, aunque estos últimos tienen una menor demanda de agua. Solo el regadío supone el 80% del agua consumida en esta cuenca.

LEGALIZACIÓN DE POZOS - ArteTrufa

Ahora bien, ¿qué permisos necesitas pedir para abrir un pozo en tu propiedad? Es necesario tener en cuenta, que esto puede variar dependiendo de la comunidad autónoma en la que te encuentres.

 

  1. Proyecto de Minas: Las competencias sobre aguas subterráneas están en manos de las confederaciones (en Extremadura la Confederación Hidrográfica del Guadiana, la del Tajo y la del Guadalquivir) pero las competencias del terreno dependen de Dirección General de Minas de la Junta por lo que los trámites atañen a ambas. «Cualquier tipo de sondeo, independientemente del aprovechamiento del agua que se vaya ha hacer necesita de un proyecto de minas, sí o sí. 

Ese proyecto (define dónde se va a llevar a cabo la perforación, cómo se va a hacer, con qué maquinaria…) es previo a la realización del sondeo y se remite a la Consejería de Industria, que debe emitir una autorización.

 

  1. Perforación del terreno: Con esa autorización de la Junta se puede ya perforar el terreno, siempre que se vayan a utilizar menos de 7.000 metros cúbicos de agua. Si la previsión supera esa cifra (no suele suceder en el caso de los particulares) la tramitación es más compleja y se requiere también de una autorización de la confederación para hacer la prospección. También si la perforación se va a realizar en una zona comprometida próxima a un río, un pantano o a otro sondeo, en cuyo caso sí hay que notificarlo a las confederaciones y solicitar un permiso de investigación de aguas subterráneas. 
  1. Inscripción: Una vez que se realiza el sondeo y finalizan las obras de lo que las confederaciones denominan «alumbramiento» (la detección de agua) hay que inscribir el pozo en el Registro de Aguas (sección B) de la confederación correspondiente «antes de que se inicie la explotación».
 
 

En Flojosma, contamos con un equipo de profesionales especializados con más de 30 años en el sector que te asesorarán y ayudarán en todo el proceso de tramitación.

 

Deja una respuesta